De los pitcheos no comunes, como el Knuckleball (nudillo), Screwball, Forkball o Gyroball (tenedor) probablemente el menos común de todos sea el Eephus, en hebreo “nada”, más cercano a un lanzamiento de softball slow-pitch que a uno de beisbol.

El Eephus, o blooper, es una curva muy lenta que sube muy alto y cae repentinamente hasta la zona de strike. Su velocidad oscila entre 40 mph y 60mph.

Su invención se atribuye a Rip Sewell, lanzador de los Pittsburgh Pirates en los 40. Tras un accidente de caza que le lesionó el dedo gordo del pie, tuvo que reajustar sus lanzamientos. De allí surgió el blooper, que confundió a los bateadores que la sufrieron. Únicamente Ted Williams en el All-Star Game de 1946 fue capaz de conectar un home run tras una blooper de Sewell, el único tras más de 300 apariciones en la MLB. Y aún y así este Home Run está rodeado de cierta controversia primero porque el pitch fue pedido por el propio Williams a Sewell, con lo que ya se lo esperaba y se pudo preparar, y segundo porque tenía parte de los pies fuera de la caja de bateo.

 

YouTube video

 
Otros lanzadores han utilizado este lanzamiento con más o menos éxito, cada uno bautizándolo a su manera. Un ejemplo de mal uso por abuso fue el de Bill “Spaceman” Lee, en el partido decisivo de las series mundiales de sus Red Sox contra Cincinatti en 1975. Lee ponchó dos veces a Tony Perez con su bola “espacial”, pero en su tercer aparición ya le había pillado el truco y envió la bola por encima del monstruo verde del Fenway Park sumando las dos carreras que iniciaron la remontada con la que los Reds acabaron ganando las series mundiales.

El que fuera lanzador de los Cleveland Indians Kazuhto Tadano, actualmente en los Hokkaido Nippon-Ham Fighters hizo un uso espectacular de este lanzamiento en la jugada que vemos a continuación, que cofundió hasta al umpire que finalmente marcó una dudosa bola.

 

 
En este otro vídeo vemos como Dave LaRoche “LaLob” poncha a Gorman Thomas en 1981. Los Brewers tenían corredores en segunda y tercera con dos outs. El manager de los Yankees Bob Lemon quería que LaRoche diera base por bolas al center fielder, un gran bateador, pero el lanzador tenía otros planes. El reliever lanzó cuatro eephus dentro y fuera de la zona de strike, para acabar eliminando al enfadado Thomas con este impresionante lanzamiento:

 

YouTube video

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.